Fiestas y Tradiciones
Fiestas y tradiciones


 

La tradicional fiesta de Judas.

Se celebra el domingo de resurrección esta singular ceremonia, en la que, desde la iglesia, se inicia una procesión con dos comitivas: una con la Virgen del Rosario, cubierta por un manto y otra con el Niño Jesús. Recorren calles diferentes para unirse ambas en la plaza del pueblo en simbólico acto que da nombre a esta "La procesión del Encuentro". Los improvisados coros acompañan con un  cantar hecho para la ocasión que insta a María a quitarse el luto por que ya encontró a su hijo perdido.
Mientras, en el medio de la plaza, al abrigo de la Obra, un muñeco de tamaño natural, que simboliza la figura de Judas, aguarda un trágico destino.  Un letrero cuelga de su pecho, hace referencia a su traición a Jesús y por tanto a su merecido castigo. 
Tras el encuentro de María y Jesús, el traidor Judas cae a tierra abatido por los certeros disparos de aquel Villarejo a quien la historia otorgue tan distinguida labor.
Muerto Judas, cantan de alegría las campanas de La Obra.

Hasta donde llega la memoria ya en el S XIX Juan Valdés heredó de algún otro vecino la tradición de matar a Judas. Antonio "El Pirule" recogió el testigo ya a principios del pasado siglo, y adornaba la figura del reo con curiosos collares hechos de cáscara de huevo y colas de bacalao. Tras él su hijo  Casimiro asumió esta tarea de verdugo sólo durante 4 años. Fue hacia 1.956 cuando Ildefonso empezó a ejercer como  justiciero de Judas y pudo el hombre hacerlo hasta bien entrado este nuevo siglo. 

En la actualidad Marcelino asume la honrosa labor de continuar la tradición.

A todos ellos: gracias.

C. de Castro

 

Festividad de Nuestra Señora de la Anunciada

Cada 25 de marzo se hace honor a la Virgen de la Anunciada, que aunque es la patrona del municipio de Urueña, muchos somos los devotos de Ntra.  Señora por estos pueblos y alrededores. Tras el culto a la virgen se celebra la fiesta en una cordial romería en el prado donde se halla situada la Ermita que la custodia. Se convierte así la romería en lugar de encuentro de pueblos vecinos pues acuden gentes de Urueña, Villardefrades, Villagarcía, La Espina y hasta otros pueblos no tan próximos que, como decimos, la fe no conoce de distancias.

La Ermita de la Anunciada del S XI, se encuentra en un valle fuera del recinto amurallado de la Villa de Urueña.  Construída en el lugar de un pequeño monasterio mozárabe fue transformada en la iglesia actual por voluntad de Doña Sancha de Castilla. Corresponde al primer románico con ornamentación lombarda que después se extendió por Aragón y Cataluña. Alberga una imagen gótica de la virgen con el niño que se venera vestida con un manto y de cuyo cuidado se encarga una cofradía del municipio de Urueña formada sólo por mujeres.

Vulgarmente se conoce a esta Ntra. Señora con el nombre de "La Pellejera", no con intención peyorativa, que es muy querida la virgen, sino porque como ya he señalado su festividad acontece el 25 de marzo, y en estas tierras de Castilla las primaveras se reciben con días fríos y heladas noches.

C. de Castro

 

 

La fiesta más importante es la ‘Octava’ del Corpus.

El 14 de septiembre se celebra la fiesta en honor a nuestro Patrono el ‘’Ecce Homo’’.